Consejos básicos de Seguridad Informática

Consejos básicos de Seguridad

Consejos básicos de Seguridad Informática

Este lunes 30 de noviembre se celebra… ¿el Cyber Monday? Ha coincidido, sí, pero lo que se celebra hoy es el Día Internacional de la Seguridad Informática, una fecha para recordar que este mundo de la tecnología e Internet que tanto nos gusta tiene sus peligros. Sin embargo, si bien solo hay una vía para garantizar la seguridad absoluta, y es olvidarse de la tecnología e Internet, basta seguir unas sencillas prácticas para mitigar la posibilidad de sufrir algún percance.

Así, a continuación te ofrecemos seis consejos básicos de seguridad “para toda la familia”, que diría el anuncio. Apunta:

1. Software siempre actualizado

Todo software es susceptible de vulnerabilidades y mantener tanto el sistema operativo como las aplicaciones siempre actualizadas es primordial, especialmente cuando se trata de aplicaciones críticas, por ejemplo el navegador web o sus plugins, en constante contacto directo con la Red. Puede que a veces se haga pesado y siguiendo la ley de Murphy, las actualizaciones suelen aparecer en el momento menos indicado, pero es mejor que la ley de Murphy se presente como molestia, a no que lo haga como malware que se aprovecha de los agujeros de seguridad cuyos parches, estando disponibles, has preferido no aplicar.

2. Antivirus

Utilizar aplicaciones antivirus / antimalware es un requisito imprescindible en sistemas Windows, no hay excusa que valga para no reconocerlo. ¿No son la panacea y se puede montar el chiringuito de manera más segura prescindiendo de ellas? No. Para el grueso de los usuarios siguen siendo un pilar fundamental en la seguridad. ¿Problemas con el rendimiento?

3. Aplicaciones

Salvo casos extremos, no hay necesidad hoy en día de ir pirateando aplicaciones: los profesionales deberían poder costearse sus herramientas y para los demás existen alternativas gratuitas para casi todo; y tampoco hay necesidad de instalar lo primero que se encuentra navegando por Internet. Realiza descargas desde los canales oficiales que provean los desarrolladores de la aplicación en cuestión, o desde sitios en los que confíes. Y esto vale para cualquier sistema operativo.

En cuanto a juegos, ¿merece la pena el riesgo de trastear con cracks y demás basura con el modelo de ofertas a destajo en el que estamos sumergidos por obra y gracia de tiendas como Steam, GOG, Humble Store, etc? Desafortunadamente, este es un caldo de cultivo para la diseminación de malware. Evítalo.

4. Contraseñas

La protección de las cuentas en línea es también un foco sobre el que prestar la debida atención. Las contraseñas son las llaves que abren la poca o mucha información que tengas desperdigada en los interminables servicios que pueblan Internet. Por lo tanto, cuanto mejor hechas estén las llaves y mejor se guarden, mejor, valga la redundancia. Ergo, contraseñas, fuertes, distintas para cada sitios y renovadas con frecuencia. Por supuesto, cada factor -lo intrincadas que sean las frases, reutilizarlas o no, etc- tiene la importancia que tú le asignes. Y para gestionar lo que es un caos en potencia, nada más conveniente que un gestor de contraseñas, que puede ser el propio que incluyen los navegadores web o una aplicación independiente.

5. Mira por dónde navegas

Parece obvio que navegar por sitios de dudosa o, directamente, nula reputación, no es un hábito saludable para la seguridad del sistema. Sin embargo, las apariencias pueden engañar y de eso se nutre el phishing. Fíjate siempre en la URL del sitio en el que te encuentres antes de introducir datos personales o credenciales de identificación. En este sentido, el complemento WOT es un compañero ocasional que viene muy bien al realizar compras o actividades similares.

6. Copias de seguridad

Podríamos dar mil y un consejos más, pero llegado el momento todo puede fallar. Incluso al margen del malware u otras técnicas del cibercrímen. Las copias de seguridad, pues, son el último clavo al que agarrarse para recuperar archivos e información valiosa. No lo dejes para mañana y aplica unas buenas prácticas desde ya. ¿Cómo? Como quieras: servicios de almacenamiento en la nube, dispositivos dedicados… Posibilidades hay muchas y el mejor método solo lo encontrarás probando.

Terminamos. Cada apartado de este artículo da para un gran artículo y nos hemos concentrado en el PC para no hacerlo excesivamente largo, pero como advertíamos al principio, esto no es más que la base, así que rematamos con un último consejo: mantente informado.

Fuente: Muy Computer

Be the first to comment on "Consejos básicos de Seguridad Informática"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*